Prof. Inés Osatinsky de Mirkin. (1938-2021)

Solo el amor alumbra lo que perdura. Su vida, sus valores, su voluntad y energía inquebrantable, hacen que quienes han tenido la dicha de conocerla, aprecien su valor íntegro en lo personal y profesional. 
Resumir su historia académica y laboral no es tarea sencilla, difícil hacer una descripción detallada de las muchas actividades que Inés ha llevado a cabo a lo largo de su camino recorrido. 
Luego de haberse recibido de Farmacéutica, ya casada y con sus dos hijos pequeños, decide ingresar como estudiante a la carrera de Psicología a principios de los años ´70. Es allí donde comienza ese camino, en el Departamento de Psicología de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, camino que continuó de manera sistemática hasta los últimos días de su larga y prodigiosa vida.  
Su trabajo docente se inicia en la entonces Escuela Superior de Psicología en el área de Psicodiagnóstico como Jefe de Trabajo Prácticos en el año 1986, despertando su interés en la evaluación psicológica en niños. Motivada por esta temática, fue cofundadora de la Asociación Argentina de Estudios e Investigación en Psicodiagnóstico (ADEIP)   y a creó junto a  Prof. María Angélica Nazur, la carrera de Posgrado  de Especialización en Evaluación y Diagnóstico Psicológico en el  en la Facultad de Psicología , siendo Codirectora de la misma. 
En el año 1987, fue designada como Profesora Adjunta en la disciplina Psicología General - Asignatura Psicología de la Personalidad, llegando a obtener la mayor jerarquía docente: Prof. Titular de la asignatura Psicología de la Personalidad hacia finales del año 2002.
Su fortaleza, inteligencia, carisma y profesionalismo la lleva a desempeñarse como Consejera Docente por su estamento en el periodo 2002-2004, llegando a ser Secretaria Académica en el período 2006-2010 acompañando en la gestión de la Lic. Adela Estofán de Terraf. 
Su capacidad de generar proyectos, coordinar equipos de trabajo con la empatía y simpatía que la caracterizaba junto a su rigurosidad y perfeccionismo, la condujo a presidir en el año 2009, el I Congreso Internacional de Psicología del Tucumán, organizado por la   Facultad de Psicología, dando el puntapié inicial para la realización de los sucesivos congresos. Gran desafío que pudo sortear con holgura y osadía. Su última participación en dicha Unidad Académica fue precisamente en el VII Congreso Internacional de Psicología del Tucumán, realizando el homenaje póstumo a quien fuera su compañera en la fundación de ADEIP, la Prof. Helena Lunazzi de Jubani.
Hablar de Inés es reencontrarse con su forma extraordinaria de ser, con su energía, calidez, amabilidad, con esa alegría tan propia de ella, con su pasión, compromiso y rigurosidad en el trabajo. También es reencontrarse y admirarse con la esposa de su Daniel querido; de la gran madre de sus hijos Sergio y Anita y del amor inconmensurable a sus cinco nietas: Paula, Erina, Valentina, Camila, Lucía. 
Su gran lección: “no hay peor gestión, que la que no se realiza”, y ella fue consecuente con ello, generadora y promotora de acciones, leal, coherente en el pensamiento, la palabra y la vida. Hoy hacemos nuestras sus palabras, recordando a la amiga y docente siempre presente.   
Inés, sólo estás en otro plano; tu legado queda sin duda multiplicado en cada una de las personas que tuvimos el honor de conocerte. Simplemente te fuiste en las alas del viento…para seguir brindando alegría, sabiduría y amor. Gracias por la riqueza de tu siembra.
Con el cariño de siempre… 
Anabel Murhell, Inés Figueroa, Regina Abete

Compartir la Publicación:

Noticias Relacionadas